EFRÉN LÓPEZ

Página Web Oficial

 

Noticias     Presente     Futuro     Pasado     Biografía     Discografía     Imágenes     Audio     Partituras     Video     Prensa     Radio     Instrumentos     Documentos     Enlaces     Contacto

 


BIOGRAFíA


 

Vine al mundo como Efrén José Miguel López Sanz el 9 de julio de 1.972 en la ciudad de Valencia a la tierna edad de 0 años, fruto del feliz, milagroso y charnego encuentro entre un rollizo óvulo valenciano y un inquieto espermatozoide andaluz. Debido a mis dimensiones al nacer (5 kg. y 800 gramos), fui inmediatamente bautizado de manera extraoficial por las enfermeras del hospital con el apodo de "Urtain", famoso boxeador vasco de los '70.

Como estudiante fui un auténtico desastre y de hecho, casi 40 años después de mi llegada al planeta, todavía no tengo ningún título oficial, ni tan sólo el Graduado Escolar. Unas desavenencias con la profesora de gimnasia fueron las culpables. Mi mala relación con el poder no había hecho más que comenzar...

Aunque no he pisado nunca un conservatorio ni nada que se le parezca, musicalmente me he espabilado un poco más.

 

Mi interés por la música me acompaña desde que tengo uso de razón, y aún puedo recordar cada arreglo de los temas de los artistas que sonaban por el barrio obrero en el que crecí: Camilo Sesto, El Fary, Boney M, Los Pecos, Obús... los cuales yo iba procesando con la ausencia del más mínimo criterio o prejuicio característica de la infancia.

El primer instrumento que pasó por mis manos fue la trompeta de la banda de la falla Trinquet, la falla de mi barrio. Con 9 añitos, llegué a ser Cabo de Cornetas, honorable título en teoría pero que perdería gran parte de su valor si pudierais echar un vistazo a la pandilla de "talentos" que rodeaban al pequeño "Chu" (mi mote de la infancia) y por encima de los cuales no suponía un gran mérito sobresalir. Bastaba con aprender unas cuantas melodías que nos enseñaban con un rudimentario pero eficaz sistema de cancioncillas con la finalidad de que entraran en los mi atrofiado cerebro de preadolescente y en los de mis amiguitos. Los títulos de estas melodías reflejan y ayudan a comprender el alto grado de elegancia, misticismo y poesía que envolvía el mundo de la música fallera: "Putas, putas son las que están en la ventana, putas, putas son, las que están en el balcón", "Chato de la nariz, chato de la nariz, noooo, noooo, no tiene nariz", etc...  Duros comienzos para quien aspiraba a combinar palabra y sonido, ritmo y melodís de una manera armoniosa, al estilo de los trovadores medievales.

 

El siguiente aparato sonoro en llegar a mis manos fue un teclado Casio PT-10 que mis progenitores me regalaron por mi onceavo cumpleaños. Pero con este pianillo no empezaría todavía a crear melodías propias, sino que me limité a emular los éxitos del pop electrónico de la época: Kraftwerk, Azul y Negro... Aquí comienza y finaliza mi época tecno.

En una acampada en Chulilla el año 1986 tomé par vez primera la guitarra de un amigo y me enamoré del instrumento al conseguir extraerle, con los consejos de un desconocido que por allí pasaba, las primeras notas del "Romance Anónimo" (creo que se llama así, es esa melodía que comienza en el séptimo traste). Poco después mi amigo Martín me regaló su guitarra, y en seguida la bauticé como "La Cerda", éste fue mi primer instrumento de cuerda.

Debido a la insolvencia económica propia de estas edades, y después de unos meses de ardorosas embestidas a las seis cuerdas, más llenas de primaria pasión creadora que de meditada delicadeza interpretativa, las seis cuerdas pasaron a ser cinco, después cuatro, más tarde tres y finalmente dos y una. Cuando la última también se rompió, el pequeño Chu hizo uso del que quizás sea el mismo ingenio que años más tarde le serviría para adentrarse en las técnicas de tantos y tan extraños instrumentos. Así, cogí el gusanillo de la libreta de la asignatura de religión (la más odiada por mí con diferencia en aquel tiempo) y, estirándolo, lo pude utilizar como cuerda en la guitarra con unos resultados más que satisfactorios, hasta que por fin pude conseguir dinero para comprar el primer juego de cuerdas trabajando en el bar de mi tío Zapata.

 

Intentando mejorar mi técnica hice investigaciones entre los conocidos pare tratar de averiguar cuál era la afinación correcta de la guitarra, con la mala fortuna de ir a dar con un energúmeno que me informó erróneamente. El resultado de este desgraciado incidente fue que aprendí todos los acordes y escalas mal, no dándome cuenta de mi error hasta dos años más tarde.

  

Ya decidido a aprender con algún profesor más cualificado, mis pesquisas me condujeron al taller de rock de la Casa de la Cultura del pueblo que me vio crecer, Manises, donde estudié guitarra eléctrica con Xavier Morant y José Godofredo, ambos activos participantes en aquel momento de la escena rock valenciana con grupos como Cuixa o Ceremonia. Fruto de mi aplicación desarrollé un estilo todavía obtuso pero muy impetuoso y vital que pude poner en práctica, no demasiado convencido por el ambiente musical que me tocó vivir, con grupos locales de adolescentes de punk y rock: Guillermito y Su Voraz Apetito, Karajillo Rock, La Iguana o John Hinckley's Band.

Eran experiencias que compaginaba con trabajos de supervivencia como ceramista, recolector de naranja, camarero, vendedor de electrodomésticos, constructor de tambores, escaparatista o conductor de Fenwich...

 

El año 93 entro en contacto con el surrealismo musical que tanto me había de inspirar con el grupo Dislate Acre, donde toco por tres años en un estilo guitar hero con una guitarra Ibanez JEM 777 igualita igualita que la de Steve Vai de reciente adquisición, al lado de sopranos de ópera, artistas plásticos, karatekas y músicos tarados de almas atormentadas. Poco después entro a formar parte de Los Garfios, grupo valenciano de rock con la voz de la ahora actriz televisiva Cristina Perales y al mismo tiempo comienzo a trabajar en el estudio de Vicent Sabater como técnico y músico de sesión. Esta fue una época de intenso aprendizaje de todo aquello que envuelve la producción musical, desde la ingeniería de sonido a la producción y los arreglos.

Paralelamente, un creciente interés por los instrumentos de cuerda menos convencionales comienza a hacerse presente, y aprovecho sendos viajes a Colombia y Puerto Rico para hacerme con instrumentos de doble cuerda autóctonos en una gira en la cual sabría por primera y, afortunadamente, última vez, qué significa ser una rock star acompañando al grupo Los Girasoules como guitarra de refuerzo.

 

En aquellos tiempos (sobre el 1993) formo mi primera banda medio seria junto a la cantante Cándida Sanchis, con el nombre de Margaritas y Cerdos, con influencias del rock de los '70' y de diferentes músicas tradicionales. Es la época en la que inicio mis estudios con el sitar y la música del Norte de la India con el bengalí residente en Elche Sazed Ul Alam. También por esas fechas entro en el grupo de Miquel Gil, quien en aquel entonces cantaba rumbas en castellano, como bajista y productor.

 

Poco a poco la calidez de los instrumentos acústicos que voy adquiriendo (sitar, mandolina, buzuki griego, swarmandal, guitarras acústicas de 6 y 12 cuerdas...) va arrinconando la pasión por la guitarra eléctrica de los inicios, y así, encomendándome y pidiendo perdón a San Jimi Page, malvendo mis últimas dos guitarras eléctricas unos años después.

Buscando con quién compartir estas nuevas inquietudes musicales, doy con músicos de la escena de la música valenciana de raíz como Eduard Navarro y Dídac Palau, con los que formo mi primer grupo de repertorio tradicional, La Banda de l'Agredolç, un power trio folk dedicado a la música para dolçaina. Durante el mismo periodo, y hasta la actualidad, soy solicitado como músico de sesión para las más variopintas faenas, tocando así en discos de Manolo García, Chambao, Seguridad Social, Presuntos Implicados y la joya de mi "Currículum Negro", como me gusta llamarlo: el famosísimo anuncio televisivo de "Las Muñecas de Famosa".

 

El 1.998 comienzo una relación profesional que durará 10 años con la cantante Mara Aranda, a quien conozco durante mi participación en el único disco del grupo de Algemesí Cendraires, entrando a formar parte de la banda más tarde y dando algunos conciertos. Con Mara fundo L'Ham de Foc, editando 3 discos y girando por toda Europa y China con un éxito de público y crítica completamente inesperado e inusual en un grupo que cantaba en catalán y que solamente utilizaba instrumentos acústicos.

Así mismo, sigo colaborando estrechamente con Miquel Gil en el nuevo giro que da hacia a la canción en catalán y grabo y produzco su primer disco "Orgànic", dejando la banda poco después. También doy algunos conciertos con otro grupo folk valenciano, El Cau del Llop.

 

Paralelamente a la exitosa e intensa carrera de L'Ham de Foc, me consagro a la pasión por el aprendizaje y realizo reiterados viajes a Grecia y Turquía principalmente con la suerte de poder estudiar directamente con algunos de mis músicos favoritos: Ross Daly, Mehmet Erenler, Erol Parlak, Yurdal Tokcan, Necati Çelik... y entro en contacto con muchos otros con los que no realizo clases formales, pero con los que comparto escenario y experiencias: Stelios Petrakis, Thymios Atzakas, Maria Thoidou, Antonis Frangadakis, Kyriakos Tapakis, Loukas Metaxas, Hristos Barbas, Nikos Tzannis, Ralf Eickmeier, Pantelis Pavlidis, Eleni Kallimopoulou, Sofia Lambropoulou...

De la mano del proyecto L'Ham de Foc Efrén tengo la oportunidad de colaborar con músicos como Elena Ledda, Luigi Cinque, Os Ganhoes, Ross Daly o Estampie, en festivales de todo el Estado Español, Francia, Alemania, Grecia, Holanda, Noruega, Bélgica, Portugal, Luxemburgo, Italia, Polonia y China.

A parte, mi interés por los instrumentos y la organología me hace relacionarme con diversos luthiers de los que en algunos casos acabo siendo gran amigo y en todos aprendo mucho: Sedo Garcia, Stelios Petrakis, Dimitris Rapakousios, Asier de Benito, Ralf Eickmeier, Vicent Ferrús, Joan Pellisa, Jesús Reolid...

 

El año 1.999 comienzo otra de las colaboraciones más duraderas en mi carrera con Capella de Ministrers, prestigioso grupo valenciano de música antigua dirigido por el violagambista Carles Magraner. Durante esta colaboración participo en la grabación de más de 10 discos de música medieval y del Renacimiento con instrumentos de la época que voy adquiriendo: laúd medieval, guiterna, zanfona, salterio, trompa marina y ud. Con la Capella he recorrido prestigiosos escenarios de España, Francia, Portugal, Croacia, Marruecos, Túnez, Egipto, Grecia e Italia.

 

En el mismo ámbito de la música antigua, conozco durante una jam session muy hippy en el festival Folk Rural de Vallfogona del Ripollés con guitarra eléctrica, batería y harmonium indio a la cantante catalana Maria Laffitte, de la cual era ya fervoroso admirador desde los tiempos de su disco con el grupo Els Trobadors. Años después de este encuentro formo junto a la hija de Maria, Miriam Encinas, el trío de música medieval Joi de Trobar, en activo hasta a la muerte de la Laffitte a finales del 2.007. Actualmente y junto a Miriam, he emprendido un trabajo de recuperación de la obra de la Laffitte en calidad de homenaje a esta grandísima cantante y amiga.

 

El año 2.003 comienzo dos nuevos proyectos, uno dedicado a la música sefardí (Aman Aman), y Sabir, un trío de música instrumental. Con estos grupos grabo ambos discos y actúo en diferentes escenarios españoles. Sigo con las colaboraciones como por ejemplo con Daud Khan, mi profesor de rabab afgano, proyecto que continúa hoy en día, o con el grupo de música valenciana La Beniterrània.

 

El 2.004 fundo el Col.lectiu Alfàndech con el objetivo de difundir los instrumentos de cuerda del Mediterráneo e imparto clases de bağlama. Además, comienzo a dar cursos de composición y arreglos en música modal en el prestigioso centro Labyrinthos en la isla de Creta, dirigido por el maestro Ross Daly, y seminarios sobre música medieval occidental en el Mousiko Horio ("pueblo musical") en el monte Pilio (centro de Grecia).

 

A finales del 2.006 me traslado de nuevo a Grecia, viviendo en Salónica y Haniá (Creta), donde grabo un disco con mi admirado y amigo Stelios Petrakis, "Orion", y actúo con Evdousin, el grupo de Pantelis Pavlidis, con el compositor, amigo y virtuoso del lauto cretense Antonis Frangadakis y con la cantante Maria Thoidou, y el grupo greco-austriaco de música antigua Ex Silentio.

 

El 2008 regreso a Valencia y pongo en marcha el proyecto de música medieval Evo junto a dos compañeras de los tiempos de L'Ham de Foc: Miriam Encinas (viella, flautas de pico y percusiones) y Laia Puig (flautas de pico, cornamusas y chirimía, además del cantante Iván López y el virtuoso iraní del tombak Pedram Khavar Zamini.

Aparte, fundo Alm, un proyecto que, con las dulzainas de los hermanos Laia y Pau Puig y las zanfonas de Abel García y la mía propia, explora nuevos caminos modales para la dolçaina con la interpretación de un repertorio abierto y ecléctico compuesto de piezas propias, contemporáneas y tradicionales de diferentes lugares.

 

Otras de las más destacadas colaboraciones de los últimos años son: Oni Wytars, formación alemana de música antigua con quien he ofrecido conciertos y grabado el CD "Mediterraneum"; el disco de la compositora e intérprete de lyra de Creta Kelly Thomà; el Yeden Quartet, grupo instrumental con músicos griegos; el nuevo proyecto con el cretense Stelios Petrakis y el franco-iraní Bijan Chemirani, que se ha materializado en el CD "Mavra froduia/Celles negres"; Los Caminos de Serkeci, grupo dedicado a la música de la diáspora sefardí otomana con la voz de la cantante griega Spyridoula Baka, y O (Electric Bajañí), curiosa formación eléctrica de música modal con los percusionistas Aleix Tobias y Osvaldo Jorge.

Participo también como invitado en la nueva propuesta del gran cantaor valenciano Carles Dénia y con el grupo danés de música medieval Via Artis Konsort.

 

Paralelamente, en mi faceta docente he puesto en marcha, en la pequeña aldea del Mas de Flors, talleres de música modal invitando a profesores de Irán, Grecia y Afganistán. Aparte, soy profesor en el Berklee College of Music de Valencia y continúo impartiendo seminarios en el Laberinto de Ross Daly en Creta y en el centro Khatawat de Italia.

 

Currículum serio (PDF)


 

VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL